martes, 25 de febrero de 2014

Catástrofes aéreas.

Ayer estuve viendo el programa de "catástrofes aéreas" y salió el avión que aterrizo en el río Hudson.

Un avión de 75 millones de dólares aterrizó en el río porque unos pájaros entraron en los motores nada más despegar. Según explicaron, están preparados para soportar aves de 2 kilos, no de 4 como ocurrió ese día. Además entraron en los motores unos 4 o 5 pájaros.

Esto me hizo recordar la etapa "dorada" de las aerolíneas en bolsa. Subían mucho, salían nuevas compañías, etc. Salía vueling a cotizar a 30 y se iba en un suspiro a 50.

Al final algunas se han hundido, desaparecido o fusionado.

Es un sector muy peligroso para el inversor porque, entre todas las noticias que pueden salir, hay dos muy malas: el precio del petróleo y que se estrelle un avión.

El precio del petróleo no es algo que sea estable y aunque tienen provisiones siempre llegará un momento en el que tengan que comprar más. 

También tenemos las rutas. Muchas se unieron o compraron para poder adquirir el derecho a volar a ciertos lugares, como por ejemplo, cruzar el charco.

Pero lo peor es que se estrelle un avión de tu aerolínea.

Invertir en aerolíneas, ¡deporte de alto riesgo!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario