lunes, 20 de enero de 2014

Correr antes de trabajar.

El running está de moda, es decir, salir a correr.

Al principio cuesta bastante acostumbrar al cuerpo y podemos llegar a tener dolores de todo tipo pero una vez que pasa esto es buenísimo para cuerpo y mente.

Se puede correr antes de trabajar madrugando un poco más, al mediodía en el descanso o después del curro cuando ya estamos cansados de todo el día.

Después de correr un par de maratones, trails y triatlones de larga distancia, recomiendo a todo el mundo entrenar o salir a correr un rato a primera hora de la mañana.

Levantarse más de una hora antes al principio suena a locura pero una vez acostumbrados veremos las ventajas. Empezamos el día activos, con muchas ganas y positivos, con capacidad para enfrentarnos a cualquier reto.

Además quién corra por la calle estará en la gloria porque a primera hora no hay tanto movimiento como por la tarde.

A quién le cueste mucho lo mejor es que se pongan un reto como apuntarse a una carrera de 10 km por ejemplo, para obligarse a entrenar.

Ánimo a los valientes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario