lunes, 16 de diciembre de 2013

Precio objetivo.

El precio objetivo de las acciones es un tema curioso porque es difícil que coincidan las casas de análisis.
No lo tomaría como referencia única para la compra de una acción, sino como un dato más que incorporar a la pequeña montaña de datos que recopilamos para hacer una inversión.
Hay que tener algo presente. Si Santander cotiza a 6, el precio objetivo que le sale a una casa de análisis es 4 pero el consenso de mercado lo pone en 8, esa casa de análisis lo cambia y lo pone cerca del resto de mercado. Así somos, ¡con personalidad!

En algunos sectores es complicadísimo hacer un estudio de sus cuentas. Un ejemplo claro, los bancos ya que no hay quien entienda los balances.
Otra práctica habitual si una acción ha subido mucho, no han comprado y se han quedado atrás, lo que se suele hacer es poner un precio objetivo mucho más bajo para "tirar" la acción y comprar ellos más barato. Que le pregunten esto hoy a los inversores de Arcelor.
Si, así funciona el mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario