domingo, 15 de diciembre de 2013

El negocio de los futuros financieros para los bancos.

En un manual se puede encontrar perfectamente la definición académica de un futuro financiero por lo que me voy a limitar a comentar su función práctica.
Pongamos como ejemplo el ibex 35.
Un futuro financiero lo podemos comprar o vender:
- Futuro comprado o estar largo: significa que apostamos al alza, ganamos si el ibex 35 sube. 
- Futuro vendido o estar cortos: ganamos cuando el ibex baja.
Pero, ¿cuánto podemos ganar o perder y cuál es la garantía?.
La garantía varía según el banco aunque suele estar en 12.000 euros. Esta garantía debe actualizarse al final del mercado.
Ganamos 10 euros por cada punto del ibex. Si pasa de 9.000 a 10.000 puntos ganamos 1.000 puntos y 10.000 euros.
Hasta aquí todo bonito. Lo malo es que igual que ganas puedes perder como te equivoques de dirección.
El especulador de futuros que compra intradía suele perder el capital y esto no lo digo yo, que también, lo dice el banco.
Después de 10 años en banca hay una cosa que siempre dejan claro. El cliente de futuros es un cliente muy rentable pero temporal ya que dura lo que tarde en perder su dinero.
Con esto quiero decir que mucho cuidado con los que se meten en este mundo pensando que es una alternativa a la falta de empleo. Cuando un banco dice esto creo que no hay más que hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario